Alimentación
Aliños aromatizantes y saborizantes
Inicio | Noticias | Alimentación
Aliños aromatizantes y saborizantes

¿Tu mascota ha dejado de comer su pienso? ¿has probado un nuevo pienso con él y no lo quiere comer? ¿ha estado en casa de los abuelos y cuando vuelve no quiere ni ver el pienso? ¿Qué puedo hacer?

A quien no le ha pasado en alguna ocasión que su perro o su gato no quiere comer el pienso. Has estado durante mucho tiempo dándole el mismo y parece que en las últimas semanas, tu mascota no se lo come con las mismas ganas.

También te puede pasar que te han recomendado un nuevo pienso, con ingredientes más frescos y naturales, y quieres probar a ver si tu mascota lo tolera… pero ves que no hay manera, pasan los días y prefieren pasar hambre a comer ese pienso.

Otra causa de que tu mascota no quiera su pienso es que has tenido un viaje y no te lo has podido llevar contigo, lo has dejado en casa de los “abuelos” y, cuando vuelve a casa, mira para el cuenco del pienso como si fuese un objeto extraño que no quiere ni ver delante… y quien dice “abuelos”, dice “tíos”, dice “hermanos”,… vamos, parientes “malcriadores” de perritos que piensan que por poner cara de pena y mirarles a los ojos les están pidiendo comida.

Y si en alguna ocasión hemos recogido algún perro o gato que viene con muchos miedos y no quiere ni acercarse a esas primeras comidas.

Algunas propuestas:

¿Qué podemos hacer cuando nos encontramos con estos casos? Se me ocurren varias fórmulas, no mágicas, puestas en práctica a lo largo de los años con mis propios perros… Lukas, Perla y los anteriores… espero no haberles hecho sufrir mucho, y haber protegido siempre su salud.

La primera es ponerles el pienso a sus horas habituales y dejarlo un buen rato hasta que el hambre les pueda. Os puedo asegurar que al final acaban comiendo, pero pueden pasar no solo horas sino incluso días.

Una segunda opción es intentar engañarles con algún truquillo como humedecer el pienso unos minutos antes de dárselo, lo que le hace incrementar su olor y, como ya sabemos, nuestras mascotas utilizan su olfato como primera toma de contacto con los alimentos. En muchas ocasiones a mí me ha funcionado, pero lo que sobre hay que desecharlo porque se pueden generar bacterias a las pocas horas.

Otra opción es añadir al pienso un poco de lata de comida húmeda, o comida natural en trocitos, tipo pollo, ternera, salmón, jamón… y mezclar bien con el pienso para que se impregne bien de su olor. Esto en muchas ocasiones también me ha funcionado, pero el problema viene a partir del segundo día… que también quieren que siga habiendo trocitos de comida fresca, o que chupen las bolitas de pienso y las escupan fuera del cuenco una vez sacado su sabor. Tengo una perra especialista en esta técnica.

También tenemos el aceite de salmón, rico en Omega 3. Suele gustarles mucho esta opción, pero contiene sal y colesterol en cantidades no despreciables. No deberíamos abusar de esta opción.

Hace poco he descubierto los Aliños Luigi Chef Pet, (podéis ver toda la información en su web luigichefpet.com)

Tengo que decir que no me gusta hacer experimentos con mis perros y antes de nada me aseguré que lo que estaba utilizando no les iba a perjudicar ni a generar ningún problema. La fórmula usada en estos aliños es 100% natural.

Contienen, sobre todo, aceite vegetal, y en menor medida aceite de pescado azul ultrapurificado, ricos en Omega 3, 6 y 9, y Vitamina E. que contribuyen a la mejora de la piel de tu animal y a mejorar el sistema cardiovascular. No contienen Colesterol, ni sal, ni proteínas alergizantes. Además, apenas aportan calorías, gracias al difusor en spray, y con una pequeña cantidad podemos aliñar una cantidad importante de pienso.

Teniendo esto en cuenta, aproveché un día de esos que no has tenido tiempo a preparar la comida de los perros (los míos siguen una dieta variada de piensos, comida húmeda y dieta Barf..., pero no a la vez eh) y les preparé su mezcla de piensos con un chorro de Luigi Chef Pet de Bacon. En el momento en que Lucas olió su cuenco, aquello fue una fiesta, bola tras bola fue engulléndolas como si le hubiese dado un filete… me sorprendí yo mismo.

Con Perla tuve algún pequeño problema y es que ella es muy desconfiada y en cuanto oyó el simple sonido de salir el chorro sobre el pienso, se lo pensó dando unas cuantas vueltas y paseos antes de entrar por ello, pero acabó entrando y se comió también todo.

Por cierto, también hay de carne a la brasa, chorizo, bacon, bacon con queso cheddar, queso, salmón, gambas o anchoas… se me hace la boca agua.

Espero haberos aportado algo más de información para ayudar en la alimentación de vuestras mascotas y, sobre todo, la innovación cómoda y eficaz que son los Aliños Luigi Chef Pet, para ayudar a recuperar su apetito de vuestros perros y gatos y con ello su salud.

Podéis encontrar más información en https://www.luigichefpet.com/

Comentarios

Enviar Comentario